EL HOBBIT: LA DESOLACION DE SMAUG (8/10)

Secuela bastante continuista con todo el resto de la saga y que si algo se le puede achacar es su pérdida de frescura y originalidad pero que visto en positivo sigue contando con unos grandes valores de producción y calidad similares a lo ya visto. Como he comentado su valoración es prácticamente idéntica a su primera entrega aunque hay que precisar que en relación con su predecesora cuenta con algunos tramos más entretenidos y con otros algo más mundanos que aquella. Específicamente se puede decir que su segundo tercio de filmación donde interactúan con los elfos y luchan con los orcos es de lo más logrado en clara oposición a lo que le sigue en su paso por el mísero pueblo donde manda el Gobernador. La estancia en esta villa costera contiene los momentos más intrascendentes del conjunto por lo que puede llegar a cansar un poco, máxime teniendo en cuenta su larga duración. A todo esto hay que sumar que la larga parte final de la lucha contra el dragón Smaug a pesar de su espectacularidad hubiera sido más disfrutable con algo menos de metraje. Otro de los problemas generales con los que cuenta estas dos primeras películas de la trilogía es que sus finales resultan bastante abruptos dejando al espectador con la sensación de que nos escatiman lo que viene a continuación para forzar a que veas la siguiente. Aunque personalmente pienso que el público creo que va mínimamente informado sabiendo que consta de tres partes y no entiendo la indignación desmesurada de algunos al finalizar la proyección de esta manera. Visualmente sigue siendo toda una gozada gracias a unos efectos especiales de primer orden perfectamente integrados en la acción y aunque hubiera preferido verla en 3D opté por no hacerlo al venir acompañado forzosamente del formato de 48 fotogramas por segundo, el cual no acabó de convencerme de su supuesta mejora óptica, y tengo que decir que la experiencia resulta igual de disfrutable en simple Full HD. El terreno interpretativo es bastante bueno en líneas generales con un Martin Freeman cada vez más cómodo en su papel de hobbit que nos depara algunos destellos en su actuación, Ian McKellen sigue repitiendo su mismo rol y es en los que dan vida a los enanos donde hallamos más irregularidad en su proceder. La aportación femenina de Evangeline Lilly resulta acertada, cumpliendo el cometido que hiciera en su día Liv Tyler a la franquicia e incluso la inclusión "forzosa" de Orlando Bloom no acaba resultando gratuita gracias a dotarlo de cierta oscuridad en su carácter con el que no contaba anteriormente. No se puede obviar tampoco que acaba reiterando muchos esquemas ya vistos en la trilogía de El Señor De Los Anillos como pueden ser la persecución de orcos por el río, la puerta mágica que se abre con la luz lunar o la reunión del inmenso ejército oscuro ante un Gandalf aprisionado, solo por citar algunos. En definitiva se puede decir que aporta más de lo mismo, cosa que los fans acérrimos agradecerán pero que para los más críticos puede que no acabe de ser de su agrado precisamente por lo citado.

El Señor De Los Anillos + Dragones Y Mazmorras + Eragon = El Hobbit: La Desolación De Smaug

Nota crítica especializada: 6.5/10
Nota media espectadores: 8.5/10

VER TRAILER: http://www.youtube.com/watch?v=4SLBizx05Bo
VER ESCENA: http://www.youtube.com/watch?v=aqFNZkyF9KY
VER ESCENA 2: http://www.youtube.com/watch?v=PLVFuLAN2zw
B.S.O.: http://www.youtube.com/watch?v=KpYFjYf9A9Y

Secciones: