CRITICAS SIN CRITERIO: 1ª SEMANA MARZO 2014

SECCION CONDUCIDA POR TORQUEMADA

 

PHILOMENA: Parece que a la antigua jefa de James Bond no le ha sentado bien la jubilación y anda llorando por los rincones para mostrarnos una historia lacrimógena de interés humano (por lo que yo debo ser extraterrestre o mutante, supongo, porque no me interesa una puta defecación) En ella podremos ver como esta buena anciana engaña a un reportero dicharachero con un acento de lo más british tras tomarse el té con whiskie de las 5. Resulta que cuando era una bollycao cató hombre y como los preservativos de lana no son muy fiables se quedó enbombada, para corregir su error que mejor que ingresarla en el convento de la Carteristas Descalzas donde le fue arrebatado el churumbel. Tras 50 años de búsqueda infructuosa por su barrio, es que más lejos se cansa, será ayudada por este periodista que ve filón en la noticia para venderlo a programas infectos de Tele-5. Las pistas le conducen a Estados Unidos donde de paso harán turismo sexual para acabar averiguando que el susodicho es el actual presidente de dicho país, y es que Filemona no pudo resistirse a los encantos de Mandingo.

EL PODER DEL DINERO: Protagonizada por el hermano tonto de Chris Hemsworth, y no me refiero a Loki, que va de empleado guays que engaña a su empresa sacándole pasta para pagarle una stripper a un compañero en la fiesta de su jubilación. En vez de ser captado por el PP, y mira que prometía, es atrapado por su jefe que es el comisario Jim Gordon pero de mala hostia que lo amenaza con regalarle una pastilla de jabón y enviarlo a la cárcel. Finalmente llegan a un pacto en el que el imberbe pazguato hará de espía industrial en la competencia, como resulta que el propietario de esa compañía es el Harrison Ford calvo que justamente le hizo de maestro jedi cuando estaba en la Loca Academia De Ejecutivos, entrará por la puerta grande. Una vez allí se sentirá mal por tirarse a la hija del jefe, bueno muy mal tampoco, pero le entrará la conciencia y querrá dejar de estar en medio de las dos grandes empresas tecnológicas Microsoft y Apple o el nombre ficticio que les hayan dado en la peli para no ser demandados. 

PARIS A TODA COSTA: Va de una fanática de la ropa de Agatha Ruiz De La Prada que para más inri es una hipster francesa que ya desde el primer minuto te dan ganas de ahostiarla. Pues bien esta costurera de altos vuelos verá como no puede asistir al pase de modelos anoréxicos del diseñador gay de moda porque su permiso de residencia ha caducado. Resulta que en realidad es una marroquí renegada que no quiere saber nada de sus raíces y la policía en consideración a eso la deportan al zoco de Marrakesh de una patada giratoria voladora. Cuando se reencuentra con su familia se siente alienada por ir con tacones y sin velo por la mezquita, pero en vez de ser lapidada como sería lo normal es aceptada aunque ella no lo quiera. Tratando de volver a Francia se entrenará duramente para intentar embarcarse en primera clase en patera  y saltar la valla con divertidas púas metálicas de Melilla pero una salva de pelotas de goma en la playa la hará repensárselo y descubrir que ahora su lugar es ese. 

GUN: Como este fin de semana la cosa esta más muerta que el pene pasado por agua de Robert Redford, un avispado distribuidor fue al videoclub de al lado de su casa para alquilar una peli que estrenar en cines. Y se encontró con esta mierda del año 2010 que va sobre raperos negros con pistolas que se disparan entre sí por la linde de sus tierras, por ahí anda también un desubicado Val Kilmer que parece que de joven pasó mucha hambre y ahora lo está sobrecompensando. Como era de esperar un agente de policía, no si te parece va a ser de seguros, va tras la pista para poder detener al traficante de armas…y eso que solo hace falta seguir el reguero de sangre. En fin una chorrada hecha a desgana que sirvió solo para lavar el dinero negro, nunca mejor dicho, de los productores de Hollywood.